Como tener unidades de disco virtuales en el PC

fibra optica internet

¿Cómo tener unidades de disco virtuales en el PC? Aprendiendo a aprovechar las imágenes ISO

¿Sabías que no necesitas grabar una imagen ISO en un CD-ROM o DVD-ROM para poder ver su contenido? Este formato de fichero, utilizado para hacer copias de seguridad o clonar unidades de disco como las que hemos señalado, se ha versatilizado muchísimo en los últimos años gracias a herramientas pensadas para explorar su interior. A día de hoy, la mejor opción para usar las ISO no es grabarlas en discos, sino más bien almacenarlas para explorarlas desde el propio PC.

Para ello, lo más aconsejable es usar herramientas de discos virtuales como Daemon Tools, software que puedes encontrar aquí. Este software ese especializa en la creación de unidades de disco virtuales, lo que permite cargar en ellas las imágenes de discos para poder acceder a su interior sin tener que contar con unidades reales. No vas a necesitar una grabadora/lectora de CD/DVD para poder aprovechar las ISO, ya no.

¿Cómo se usan las herramientas de discos virtuales?

Son muy buenas, sobre todo para poder tener acceso a copias de seguridad de discos guardados previamente. En las empresas, por ejemplo, es habitual manejar backups en formato ISO de discos de instalación del software más empleado en ellas. Sean instaladores de suites de ofimática, programas de contabilidad u otras soluciones esenciales, tener copias de las imágenes de su disco permite poder recuperarlos en caso de que se deterioren los discos originales.

Y es que uno de los principales problemas de los CD y los DVD, y el principal motivo por el que están cayendo en desuso además de por su limitada capacidad, es que se pueden deteriorar con mucha facilidad. Todo aquel que lleve usando ordenadores más de una década, seguramente recordará esas ocasiones en las que metía el disco en el lector y no podía acceder a él por culpa de un arañazo o incluso picotazo que dañaba la superficie de lectura.

Aunque se pueden encontrar muchos programas de copias de seguridad gratuitos, lo cierto es que la combinación del archivo ISO con el uso de software de unidades de disco virtuales es una ventaja importante. Para poder explotar esta posibilidad, eso sí, es necesario saber cómo se utilizan estas herramientas y cómo se montan estas unidades ficticias. Vamos a ayudarte con eso:

Descarga e instalación del software

Por supuesto, lo primero que necesitas es tener el software de discos virtuales en tu PC. Nosotros ya hemos mencionado una propuesta gratuita y que funciona bastante bien, aunque también puedes encontrar otras soluciones alternativa bastante interesantes.

No importa cuál elijas, siempre que sea fiable y provenga de un portal web seguro e impecable.

La descarga e instalación de este programa es como la de cualquier otro. Una vez tengas el instalador, tan solo tienes que ejecutarlo en tu PC. Sigue los pasos que se te indiquen y ten en cuenta que es probable que se te pida instalar drivers adicionales para poder simular unidades de disco de CD o DVD. Si no tienes permiso para eso en el equipo, no podrás hacer nada con este software.

Activación de la unidad de disco virtual

Cuando ya tengas el programa instalado, antes de acceder a ninguna ISO para poder abrirla, tendrás que montar la nueva unidad de disco. Esto es algo también sencillo, aunque depende del programa que uses. Tendrás que dirigirte al apartado de unidades de disco, seleccionar la opción de crear una nueva y esperar a que el software haga el resto.

Es importante, además, que te fijes en qué letra se asigna a esta nueva unidad. Ya sabes que lo habitual es que el disco duro primario, el que tenga el sistema operativo instalado, tenga la letra "C:" y que las unidades adicionales pasen por la "D:", la "E:" y en adelante. Comprueba cuál es la letra que corresponde a tu nueva unidad virtual para no confundirte a la hora de acceder a ella desde el explorador de archivos del PC.

Selección de la ISO a montar

Ya solo queda dar el último paso, que no es más que seleccionar la imagen ISO, o en otro formato, que quieras reproducir en tu unidad de disco virtual. A través del programa que has instalado, explora los archivos hasta dar con la imagen en cuestión. Selecciónala y actívala en la unidad que has creado. En cuestión de segundos verás que aparece el disco como si lo hubieras metido a través de tu lectora o grabadora física.

Un procedimiento de lo más sencillo, y que te sirve para poder despedirte de tu unidad lectora para siempre. En los últimos tiempos, el formato físico del DVD y del CD ha ido perdiendo mucho terreno. De hecho, ya hay muchos ordenadores que carecen de unidades lectoras y/o grabadoras debido a que se aboga cada vez más por la nube o por el uso de unidades USB.


Fecha actualización el 2020-03-26. Fecha publicación el 2020-03-26. Categoria: Email Autor: Oscar olg Mapa del sitio Version movil