El apagón de Facebook y sus plataformas hermanas revela un gran impacto emocional

facebook imagen relacionada

Facebook, Instagram y WhatsApp de repente y de forma inesperada fue bajo para un total de seis horas el lunes. La reacción resultante solo resalta cuán vinculado está el mundo en línea con el nuestro.

Este autor está seguro de que, para muchos lectores que leen este artículo, la falta de redes sociales fue, en el mejor de los casos, un inconveniente menor. Algunos incluso pueden estar resoplando y burlándose del titular, hablando de los millennials y de cómo son tan adictos a sus teléfonos. Para la segunda mitad, estamos a punto de pasar a una lista de problemas que sobresalen un poco más de los inconvenientes. Si la desconexión social de larga data no es lo suficientemente preocupante, intentemos el colapso económico para empezar, ¿de acuerdo?

Facebook, Instagram y WhatsApp son más que simples plataformas de redes sociales para intercambiar memes entre amigos y familiares. Se han convertido en un terreno importante para realizar entrevistas, recopilar CV, transacciones comerciales, formación de equipos, activismo, etc. Cuando las llamadas telefónicas están limitadas por la cantidad de personas a las que se puede llamar (y la factura resultante por presionar ese número), y los mensajes están limitados por la falta de medios adicionales, estas plataformas ayudan a complementar todo lo que una persona que trabaja necesita. Ser separado de eso, incluso por un período limitado de tiempo, está arriesgando ingresos valiosos, especialmente en una economía tan cruel. Estar encerrado fuera de su oficina durante cuatro horas puede parecer una situación frívola, pero arrojar un ladrillo a la ventana no resolverá los problemas aquí.

Sin duda, la pandemia también ha ayudado a acelerar gran parte de la dependencia de estas plataformas como forma de negocio. Con el trabajo de la cultura del hogar, y muchas personas siendo despedidas en el proceso, Facebook y WhatsApp se convirtieron en una parte central de la conducta de uno mismo durante la jornada laboral. Los equipos se contactaban casi exclusivamente entre sí y transmitían información a través de estas plataformas. Una brecha de cuatro horas, especialmente en el momento equivocado, significaba que un día de trabajo típico de 9 a 5 perdería literalmente la mitad de su impulso. El mejor de los casos es perder el contacto con clientes importantes y transmitirles el problema a través de mensajes de texto.

Pero dejemos el lugar de trabajo a un lado, ya que no estamos aquí para discutir "la rutina" de todos modos. Otro efecto importante, y bastante preocupante, del apagón fue sociológico. En un entorno en el que estamos conectados constantemente a través de Internet, 4 horas pueden generar mucha soledad. Si bien el advenimiento de Internet ha llevado a que nadie esté a más de un simple mensaje de distancia, robar a los usuarios de esa instalación significa que estos mismos usuarios tienen que lidiar con una extraña sensación de soledad, algo que las generaciones mayores no pueden comprender.

Las generaciones mayores han tenido el beneficio de vivir en tiempos más sociables cara a cara. Dado que la comunicación rápida no siempre estaba disponible, nos las arreglamos con otras formas. Simplemente llamarnos mejores debido a esto no es, en opinión de este autor, justificable. Si nos hubiéramos criado en un entorno donde la comunicación era tan simple, 4 horas hubieran tenido su efecto. Olvidamos con demasiada facilidad por nuestro propio bien cómo la confiscación de libros y juguetes nos enviaría a episodios similares de abyecta irritación, aburrimiento y, si estamos dispuestos a aceptarlo, soledad.

Gracias por visitar este sitio, espero que te haya gustado y vuelvas proximamente, compartela en las redes sociales, gracias

Compartir en Facebook Compartir en twitter

Semrush sigue a tu competencia

Fecha actualizacion el 2021-10-08. Fecha publicacion el 2021-10-08. Categoria: facebook Autor: Oscar olg Mapa del sitio Fuente: digitalinformationworld